OPINAN LOS LÍDERES Y DIRIGENTES INDÍGENAS

Han transcurrido 25 años de fundación de FENAMAD, federación que avanza con el apoyo y el acompañamiento de los presidentes de las comunidades nativas. Actualmente, FENAMAD planifica su trabajo en forma coordinada entre dirigentes, equipo técnico y con participación de los presidentes de las comunidades. La existencia de FENAMAD ayuda a solucionar los problemas y sus dirigentes escuchan las sugerencias que planteamos. FENAMAD tiene dificultades cuando hace las gestiones ante las autoridades por la falta de voluntad de éstas. De aquí a diez años, la relación de FENAMAD con las comunidades nativas debería perfeccionarse y el equipo técnico debería estar integrado por profesionales indígenas. Para que FENAMAD se consolide es necesario un mayor diálogo con las comunidades nativas y que éstas autofinancien sus acciones. Para ello se requiere que haya dirigentes con apertura y que mantengan en alto la imagen de los pueblos indígenas. Para que mejoren su desempeño, los dirigentes deben tener mayor diálogo, coordinación y unión.

Deseo a FENAMAD logros en sus gestiones y que continúen apoyando a todas las comunidades nativas de la región.

image

Abel  Miranda
Líder de la comunidad nativa de Queros, ex dirigente de FENAMAD y ex presidente de COHARYIMA

Gracias a la existencia de FENAMAD, muchos pueblos y comunidades indígenas han sido reconocidos y titulados, como el caso, últimamente, del reconocimiento de Puerto Azul y Masenawa. Además de esto, anteriormente habían mayores conflictos con colonos que habían invadido los territorios indígenas, ahora la situación es diferente. La existencia de FENAMAD es importante para la defensa de los pueblos indígenas. A través de la organización, los trámites ante el Estado son más ágiles y los resultados están garantizados, mientras que cuando uno lo hace como comunidad, muchas veces no te hacen caso, te enredan y  el trámite dura mucho tiempo. Para tener éxito en el trabajo de FENAMAD es necesario que existan líderes y dirigentes que no se olviden de las bases. Se ha visto que años atrás los dirigentes se sentaban solo en su despacho y no visitaban las comunidades. No conocían la realidad, no escuchaban la problemática, no atendían a las bases, por esa razón desatendían el llamado de las comunidades, porque no tenían conocimiento sobre su problemática. No existe debilidad alguna en el concejo directivo actual de FENAMAD,  eso es lo que yo creo percibir. Por el momento noto a la distancia que están trabajando organizadamente, cada uno con sus responsabilidades, en sus respectivas áreas, están marchando bien en su trabajo. Están  mejorando su rol, el cual los anteriores dirigentes habían perdido.

Saludo a FENAMAD por cumplir los 25 años de fundación deseando que siga adelante con su anhelo de alcanzar las metas trazadas. Que el presidente actual, Antonio Iviche, que no se olvide de visitar a las comunidades que están alejadas. Nos gustaría que el presidente nos visite en las fechas del aniversario de Huacaria, el 30 de agosto, y de Queros, el 04 de octubre,  para que estemos juntos y vean como se celebra estas fiestas con las costumbres, la cultura que tenemos como pueblo. También  invitar a la responsable de comunicación que visite a nuestra comunidad.

image

Víctor Pesha Baca
Ese Eja de la comunidad indígena Bawaaja Kuiñaji (Infierno), ex presidente de FENAMAD

En los últimos años FENAMAD descuidó sus funciones de defender a las comunidades nativas, los dirigentes no visitaban las comunidades. Es importante que los dirigentes elaboren  proyectos reales o prácticos para las comunidades. La existencia de FENAMAD para las comunidades nativas es muy importante porque tiene que representarnos a los pueblos indígenas y ser protagonista de las luchas y procesos que lleva a cabo. FENAMAD afronta dificultades en la actualidad pero son económicas y de toma de decisiones de los mismos dirigentes. La perspectiva futura de FENAMAD, con una visión proyectada a 10 años, debería ser de una organización sólida, con líderes y profesionales indígenas. Para consolidar la relación de FENAMAD con las comunidades nativas hay que tener mayor acercamiento mediante la visita de los dirigentes. Esto le dará mayor representatividad a nivel regional. FENAMAD debería ganar un mayor espacio político. Considero que un buen dirigente debe tener por características, la vocación de servicio, honestidad, responsabilidad  y principios como indígenas. El liderazgo de FENAMAD en el ámbito internacional y la conducción del CIPIACI es muy importante para tener un respaldo en la defensa de los pueblos indígenas en aislamiento.

A FENAMAD, en sus 25 años de fundación, le deseo que siga trabajado con voluntad, luchando por la defensa de las comunidades indígenas.

image

Ascencio Pateachi Maca
Matsiguenka, ex presidente de Shintuya, fundador y ex dirigente de FENAMAD

Mi opinión es que FENAMAD desde su fundación es una fuerza y ha avanzado mucho cuando Antonio Iviche ha sido dirigente. Recomendaría que la organización atienda un poco más a Shintuya pues, aunque el municipio nos esta apoyando, FENAMAD debería buscar proyectos, becas para estudiantes. Recomiendo como líder, trabajar más con los jóvenes. Los jóvenes deberían aprovechar la experiencia que tiene Antonio Iviche, así la organización será más sólida.

Saludo a la federación al cumplir 25 años. Que siga atendiendo a las  comunidades, sus problemas, el territorio.

image

Luis Reynaldo Canelos Grifa
Kichwaruna, ex presidente de Puerto Arturo

Respecto a nuestra federación que es la FENAMAD, prácticamente se ve que hay un mayor avance, tiene su propia oficina, su auditorio. Ha mejorado bastante. Las comunidades indígenas somos concientes que FENAMAD siempre resuelve nuestros problemas, como por ejemplo, nos ha apoyado más que todo en el título de mi comunidad. Estamos agradecidos porque nos apoya en la problemática que existe en las comunidades. La existencia de FENAMAD es importante para las comunidades indígenas porque es una organización de las comunidades,  porque siempre acudimos a ella ante cualquier problema que existe en la comunidad, porque hay un asesor que nos asesora en resolver los problemas de la comunidad. Por  todo esto es necesario que exista FENAMAD. Como jefe que he sido, puedo decir que las principales dificultades o desafíos de FENAMAD sitio web se dan porque no todas las comunidades la apoyamos. Además, los problemas han empeorado porque la gente foránea viene de otros sitios por la minería, la extracción de madera, el petróleo, creando mayores problemas. Con respecto al futuro, FENAMAD, debe avanzar más en la atención de los temas y la problemática de las comunidades y lograr que éstas sean acogidas por el gobierno regional y nacional. Para consolidar nuestra relación con FENAMAD debemos apoyarla como comunidades nativas que somos. Un buen dirigente debe hablar en su lengua materna en cualquier taller de FENAMAD.

Saludo a FENAMAD al cumplir 25 años en defensa de los derechos de los pueblos indígenas. Agradezco a los dirigentes de FENAMAD, los antiguos y los actuales, y les pido que sigan trabajando en bien de sus comunidades y de la organización. Felicito a todos lo integrantes de la comunidad y les doy un saludo fraternal de parte de la comunidad nativa de Puerto Arturo.

Miguel Pesha Toyeri
Ese Eja, ex presidente de FENAMAD

FENAMAD se crea por la necesidad de defender los territorios invadidos por los colonos. En ese entonces contamos con la motivación y apoyo del Dr. Thomas Moore. Las comunidades nativas que han participado en la fundación de FENAMAD fueron: Palma Real, Infierno, Shintuya, Queros, Santa Rosa de Huacaria y Diamante. La creación de FENAMAD no fue bien recibida por las autoridades sectoriales. Hasta ahora los reclamos y demandas no son atendidos.

image

Arturo Chaetá Shanocua
Ese Eja, líder y ex – presidente de la comunidad nativa Palma Real

Veo que FENAMAD tiene logros muy positivos en gestión para las comunidades y la propia organización. FENAMAD analiza y planifica bien los problemas. Le interesa solucionarlos. La existencia de FENAMAD es importante porque a través de ella conseguimos beneficios comunales, como por ejemplo, proyectos. Las principales  dificultades o desafíos que la organización afronta en la actualidad se deben a las críticas de diferentes instituciones y a problemas territoriales causados por terceros dentro del territorio titulado de la comunidad. Para dentro de diez años me gustaría que FENAMAD esté más sólida y tenga más coordinación con las instituciones. Para consolidar la relación de FENAMAD con las comunidades nativas bases, sugiero que realice visitas continuas a todas las comunidades, así conocerá mejor los problemas. Las características fundamentales de un buen dirigente comunal deben ser: tener muchos conocimientos, coordinación con FENAMAD, hablar su lengua y ser capaz. A diferencia de antes, la problemática de los pueblos indígenas ahora es más grave por las invasiones mineras, la presencia de compañías petroleras, la falta de georreferenciación. Los principales logros de FENAMAD son: haber gestionado la legalidad de la mayor parte de los territorios a través del reconocimiento y titulación, así como sus acciones de protección de los hermanos en aislamiento voluntario.

Saludo a los dirigentes de FENAMAD al cumplir 25 años de fundación. Espero que trabajen bien con todas las comunidades sin distinción. Todos los dirigentes deben hacer visitas a todas las comunidades. Hay que querer siempre a todos los comuneros de las comunidades nativas,  como a los Ese ejas; brindar apoyo con alojamiento y uso de los servicios en el local de FENAMAD para los que no tienen casa en la ciudad. Es todo lo que les digo para que ustedes tomen en consideración.

OPINAN LAS MUJERES

image

Miguel Payaba Cachique
Mariluz Chu Laureano
Lideresa y maestra Yine, integrante de la comunidad nativa de Diamante

En la actualidad, todavía hay un poco de temor, por parte de la mujer, de juntarse con los varones para conversar sobre la marcha de la comunidad. En los últimos 25 años se observa un cambio en el rol de la mujer indígena respecto a su comunidad, ahora hay mayor dedicación, por ejemplo, en la gestión para conseguir apoyo de alimentos a través de los programas del Estado. El rol de la mujer respecto a la comunidad y la organización debe darse en condiciones de igualdad con los dirigentes varones de FENAMAD. Éstos deben orientar y capacitar a las mujeres de las comunidades para reclamar y defender sus derechos ante las autoridades. Las dificultades que enfrentamos las mujeres en el rol de dirigentes, tanto en la comunidad como en la organización, es la falta de apoyo y diálogo con nuestra pareja y, en algunos casos, la falta de decisión. Para salir de las dificultades es necesario recibir capacitación sobre derecho y respeto. De FENAMAD, las mujeres indígenas esperamos que realice reuniones con las comunidades para que escuchen y entiendan nuestras necesidades y también informen lo que hacen. Sugeriría que FENAMAD convoque a mujeres y varones de la comunidad a los eventos y talleres para adquirir mayores conocimientos. Estoy enterada que existe un programa de la mujer indígena en FENAMAD, sus objetivos deberían ser apoyar a las mujeres que necesitan orientación en diversos temas, capacitarles para que defiendan sus derechos y otros temas de interés. Sé que hay jóvenes que están  estudiando en universidades, yo aconsejaría que, por más que estudien, no pierdan su idioma, su cultura e identidad, que ayuden en su comunidad a orientar a la población y que no sean ingratos con su comunidad.

OPINAN LOS ESTUDIANTES

image

Luz Marina Bario Santos
Harakmbut, de comunidad nativa Shintuya, estudiante de la Facultad de Ecoturismo, en la Universidad Nacional Amazónica de Madre de Dios

Los estudiantes deberíamos formar parte de la comunidad como un recurso más para brindarle asesoramiento con los conocimientos adquiridos en la Universidad o el Instituto. El rol que tengo respecto a mi misma es lograr una preparación académica eficiente, sin perder nuestra lengua ni nuestras costumbres. Entre los mayores problemas que afrontamos como estudiantes, en el aspecto académico, es la falta de conocimiento de algunas materias, esto debido a que tenemos profesores de mala calidad que son enviados a nuestra comunidad. No estoy satisfecha con la educación escolar que he recibido porque, en ese entonces, cuando ingresé a la Universidad, mis compañeros que vienen de sitios urbanos tenían un nivel avanzado. Los docentes que van a trabajar a nuestra comunidad  deben hacer practicar mucho a los alumnos a, por ejemplo, hablar en público para así lograr un buen desempeño. Respecto a la incorporación del componente de la interculturalidad en la currícula universitaria, la carrera de Ecoturismo, la cual estudio, se basa mucho en el tema de interculturalidad, biodiversidad, manejo sostenible, los cuales contribuyen al rescate de las culturas de Madre de Dios. Creo que esto ayuda a formalizar propuestas sobre todo para revalorar nuestra cultura que casi la tenemos perdida.

Es importante que exista FENAMAD porque en muchas ocasiones nosotros los indígenas no tenemos a quien recurrir para solucionar nuestros problemas, como la minería y otros. FENAMAD es la única institución que nos representa a todos nosotros. Espero contribuir con FENAMAD a través de los conocimientos que adquiero en la Universidad. Espero pues apoyar en la lucha, que es la de todos.

Creo que el rol de los ancianos en la educación es muy importante. Ellos deberían enseñar los conocimientos  ancestrales  y para eso pienso que el anciano debería tener un espacio en los centros de estudios, en las comunidades, para poder dirigirse hacia los niños. Nuestros ancianos también deberían también tener una participación constante en las reuniones que realice nuestra organización, porque hoy en día no se da mucha importancia a su participación. Creo que, escuchando la voz de los ancianos, la institución se encaminaría de mejor manera.

El liderazgo que ha asumido FENAMAD en el ámbito internacional a través de la conducción de CIPIACI es un paso muy grande porque de esa forma FENAMAD esta reconocida a nivel internacional por defender los derechos  de los pueblos indígenas, sobre todo, de los hermanos en aislamiento voluntario.

Recomendaría a FENAMAD seguir unidos para conseguir las metas que nos trazamos como pueblos.

EL PUNTO DE VISTA DE LAS AUTORIDADES REGIONALES

image

Prof. Carlos Oscar Chávez Pinto
Director de la UGEL Tambopata

La Unidad de Gestión Educativa Local, UGEL, es la instancia técnica pedagógica que atiende la capacitación y apoyo en la gestión para la elaboración de materiales educativos. A FENAMAD, en sus 25 años, le recomendaría que tenga mayor coordinación con el sector Educación  referente al tema pedagógico. El rol que desempeña FENAMAD respecto a los pueblos indígenas es que da mayor impulso para mejorar la calidad de vida que se merecen las comunidades indígenas.

 

Dr. Humberto Cordero Galdós
Defensor del Pueblo – Madre de Dios

La función de la Defensoría del Pueblo es velar por el respeto de los integrantes de los pueblos indígenas, así como por sus derechos colectivos. Al cumplir 25 años, expresaría a FENAMAD que continúe su labor en beneficio de las poblaciones indígenas de la Región Madre de Dios. Es fundamental la existencia de una organización indígena para que pueda canalizar ante las instancias  del Estado, las demandas de los pueblos indígenas, con el propósito de lograr el respeto de los derechos

LA VOZ DE NUESTROS COLABORADORES

image

Sheila Aikman (widnpo)
Arqueóloga y linguísta.
Compartió varios años de su vida con la población Harakmbut de la comunidad indígena San José del Karene, junto a su esposo Andrew Gray y a su hijo Robbie.
A través de sus escritos viene brindando importantes contribuciones para el mejoramiento del sistema educativo en las comunidades indígenas

Quisiera reconocer y saludar el compromiso de FENAMAD hacia la educación, a lo largo de los últimos 25 años, como una estrategia importante en la lucha para el auto-desarrollo y la autodeterminación de los pueblos indígenas de Madre de Dios. También ha logrado concretar el derecho al acceso a la educación básica de calidad para todos. Pero, ¿Qué significa una educación de calidad para los pueblos indígenas de Madre de Dios?

Esa trayectoria de 25 anos comenzó con el lobby para asegurar que los niños indígenas tuvieran acceso a la educación primaria en sus mismas comunidades. Y respecto a aquellos que concluyeron la primaria, luchó para que pudieran ir a la escuela secundaria.

Disponiendo de becas de diferentes procedencias, los jóvenes que seguían educación secundaria se alojaban en la casa sede de FENAMAD e ingresaron en la vida política de la organización. Fueron tiempos difíciles, viviendo a veces con poca comida. Mientras las chicas, internadas en el convento, no carecían de alimento pero si de la política indígena, al estar al interior de un espacio religioso. Con este esfuerzo los jóvenes lograron acceder al conocimiento del Estado, del movimiento indígena y del mundo, más allá de Madre de Dios. Los pueblos tuvieron entonces un mayor cuadro de profesionales indígenas, con diferentes habilidades para guiar la gestión y el desarrollo de FENAMAD.

No obstante este éxito, la educación escolar fue homogenizadora y castellanizadora. FENAMAD vio entonces la importancia de desarrollar su visión para una educación bilingue e intercultural, en cuyo diseño e implementación, la Federación misma tuviera protagonismo. Se confrontó la necesidad de buscar maneras de reforzar sus lenguas y culturas frente a procesos duros de cambio social, ambiental y cultural.

Ahora hay escuelas de educación primaria con maestros indígenas formados en educación intercultural. Es decir, FENAMAD y sus comunidades han dado pasos muy importantes hacia una visión de educación de calidad para la juventud indígena. El camino a una educación de calidad es un largo camino con muchos desafíos. Tengo el orgullo de haber conocido la Federación desde sus primeros pasos, hace 25 anos. Feliz aniversario FENAMAD.

image

Alfredo García
Antropólogo
Antiguo colaborador de FENAMAD.
Fue Coordinador del Proyecto Plan Karene, uno de los instrumentos matrices que ha tenido la organización para la implementación de sus actividades.

En 1982 muchos indígenas eran maltratados por los militares que se ocupaban del control del transporte fluvial, sólo por el hecho de ser tales y carecer de documentos personales. Es evidente que al presente FENAMAD, COHARYIMA y sus comunidades base han logrado enormes avances por hacerse respetar como colectividades y como individuos.

La clave de ese éxito ha sido, desde el principio, la unidad multiétnica que representa FENAMAD en tanto alianza de Harakmbuts, Yines, Ese ejas, Matsiguenkas, Shipibos. Otro factor de éxito han sido las alianzas logradas con otros actores político-gremiales, en particular, con la Federación Agraria Departamental de Madre de Dios (FADEMAD).

Con el asfaltado de la Carretera Interoceánica Sur, en los próximos 10 años Madre de Dios adquirirá un nuevo rostro económico y su articulación con los mercados externos y del resto del país generará nuevos escenarios socio-culturales. ¿Con esta carretera aparecen algunas oportunidades de desarrollo para los pueblos indígenas? Lo que se observa actualmente son serias amenazas a los pueblos indígenas por los efectos socioambientales indirectos del asfaltado.

El surgimiento de nuevas instancias como el Consejo Indígena de la Parte Baja (COINBAMAD) a principios del 2007, como otra organización intermedia de FENAMAD, representa un importante paso para hacer frente a estas amenazas pero a la vez también es un desafío al futuro de la organización regional.

El mayor y más importante desafío del movimiento indígena regional es conservar su unidad. Nunca como antes la unidad de FENAMAD y sus instancias intermedias como COHARYIMA y COINBAMAD será más necesaria para hacer frente a las amenazas del contexto. Y también seguirá siendo importante fortalecer las alianzas con otros actores político-gremiales locales u otras instancias de trabajo donde las comunidades indígenas puedan encontrar socios y colaboradores con sus agendas de trabajo. sahoemdd@hotmail.com

image

Beatriz Huertas
Antropóloga
Formó parte del equipo operacional del proyecto Plan Karene, a partir de 1997. Desde entonces ha mantenido una relación de colaboración con FENAMAD, apoyando diferentes acciones, principalmente en las áreas de territorio, pueblos aislados y comunicaciones.

FENAMAD es una de las organizaciones indígenas más coherentes y estables del ámbito nacional y también internacional. A lo largo de sus 25 años ha mantenido un rol protagónico en la defensa de los derechos y el bienestar de los diversos pueblos indígenas que representa.

Para hablar de algunos de sus logros se puede decir que: ha encabezado la defensa de los derechos territoriales de los pueblos indígenas frente a la actividad minera, forestal y petrolera. Mostrando su poder de convocatoria, unidad y solidaridad, reunió a cientos de indígenas de la región en una marcha histórica que logró sus objetivos de hacer que el gobierno regional atendiera las demandas de los pueblos indígenas. Su sensibilidad y manejo político se ve reflejado también en el papel que asumió en la gesta de la Alianza Macroregional de Federaciones, unidas tras lograr una confluencia de objetivos en bienestar de la población de Madre de Dios. Actualmente, el liderazgo ejercido al haber asumido la conducción del Comité Indígena Internacional para la protección de los pueblos en aislamiento y contacto inicial de la Amazonía, el Gran Chaco y la Región Oriental del Paraguay, CIPIACI, refleja su fortaleza organizativa y el reconocimiento que goza en el plano internacional.

Paralelamente, son muchos los desafíos que FENAMAD afronta hoy y afrontará en el futuro cercano, entre ellos están: la importancia de mantener una relación muy estrecha, fluida y transparente con sus bases, sobre todo en el contexto actual en que agentes externos con agendas y ambiciones propias que afectan negativamente diversos aspectos de la vida de los pueblos, comunidades indígenas y sus organizaciones, aplican la táctica del “divide y vencerás”. También se presenta la necesidad de manejar mayor información sobre las actividades, planes y proyectos gubernamentales y no gubernamentales locales, nacionales e internacionales, que afectan a los pueblos indígenas, y desarrollar una mayor agudeza en el análisis y planteamiento de estrategias de defensa de los derechos y el bienestar de los pueblos indígenas. A nivel interno, se presenta la necesidad de continuar con la preparación de cuadros de líderes, caracterizados principalmente por presentar actitudes éticas, responsabilidad, honestidad y coherencia con los principios y objetivos de la organización; asumir y poner en la práctica el reto del autosostenimiento de la organización, disminuyendo así la dependencia externa, y generar espacios de discusión, reflexión y autocrítica. Muchas felicitaciones a FENAMAD por sus 25 años.

Share this Page