“35 años de lucha reivindicativa a favor de los pueblos indígenas”
Saturday, 25 February 2017
 

Noticias FENAMAD

Presidente de FENAMAD: No nos oponemos a la carretera, solo pedimos al Goremad que cumpla las normas

24 de septiembre del 2015

“No nos oponemos a la construcción de la carretera (Nueva Edén-Diamante) simplemente pedimos que se cumplan las normas y se respeten los derechos de los pueblos indígenas”, dijo en forma tajante el presidente de FENAMAD, Klaus Quicque Bolívar ante la campaña de desprestigio iniciada por las autoridades regionales contra la organización indígena a través de diversos medios de comunicación.

Klaus Quicque sostuvo que el proyecto carretero que actualmente ejecuta el gobierno regional no tiene expediente técnico, menos el Estudio de Impacto Ambiental que se requiere para este tipo de obras de gran envergadura, pues su trazo pasa por la zona de amortiguamiento de la Reserva Comunal Amarakaeri  donde existen comunidades nativas,  grupos de indígenas en aislamiento voluntario y colinda con el Parque Nacional del Manu.

Fermín Chimatani, Jkaus Quicque y Manuel Calloquispe del programa La Cara del Pueblo.

Fermín Chimatani, Klaus Quicque y Manuel Calloquispe del programa La Cara del Pueblo en entrevista televisada realizada el 23 por la noche.

Recordó que el proyecto vial se está ejecutando en base a un expediente antiguo que considera  un camino vecinal y no una carretera y que ante los requerimientos del  Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas-Sernanp, el gobierno regional ha respondido que se ejecuta con cargo a regularizar la documentación.

Reconoció que la carretera es viable técnicamente. “Nosotros rechazamos el anterior proyecto que dividía la RC Amarakaeri, porque no había ninguna población en la ruta y considerábamos  que un nuevo trazo debían incluir a la capital distrital Boca Manu”.

Aclaró que la carretera es avalada por comunidades colonas formadas por migrantes y algunos comuneros. “El gobierno regional no ha hecho ninguna consulta a los pueblos indígenas que debe ser avalada por el ministerio de Cultura. La decisión de apoyar o no su construcción se debe basar en un acuerdo de la asamblea comunal”, recalcó.

Si bien, agregó, la carretera conectará a la provincia del Manu con la capital departamental lo que es una aspiración de la población, debe tenerse en cuenta todos los impactos que se generarán en el trayecto.

“Será una puerta abierta para los colonos, invasores de tierras, mineros ilegales, taladores, ni el territorio de las comunidades nativas estará a salvo a pesar de tener título de propiedad”, recalcó.

Rechazó las versiones propaladas por el gobernador regional de afirmar que tras la posición de FENAMAD están los organismos no gubernamentales. “Aquí nada tienen que ver las ONG, nosotros trabajamos con ellas en proyectos puntuales y no aceptamos presiones de nadie”, afirmó tajante.

Por su parte el presidente del Ejecutor del Contrato de Administración de la Reserva Comunal Amarakaeri, Fermín Chimatani Tayori, suscribió lo dicho por Quicque y recordó que la RCA, territorio ancestral del pueblo harakbut, fue creada por el Estado a pedido de los mismos pueblos indígenas para garantizar los recursos naturales a sus futuras generaciones.

El gobernador regional, Luis Otsuka Salazar ha afirmado que la carretera se ejecutará si o si y que el próximo año debe llegar a Boca Colorado. Actualmente ye habrían avanzado en su construcción hasta la altura de la comunidad nativa Shipetiari.